Cerveza St. Bernardus Prior 8 Ver más grande

Cerveza St. Bernardus Prior 8 33cl

4138

Esta cerveza, noble y deliciosa, de alta fermentación, tiene color rubí morado y sabor afrutado a malta con buen cuerpo. Esta cerveza posee un cuello de espuma elegante y redondo por la segunda fermentación en la botella que crea un posgusto de perfecto equilibrio entre dulce y amargo.

En Stock

2,35 € IVA incluído

Más info

País: Bélgica
Alcohol: 8%
Estilo: Abadia Dubbel
Productor cerveza St. Bernardus Prior 8: Brasserie St. Bernard
Descripción: Esta cerveza, noble y deliciosa, de alta fermentación, tiene color rubí morado y sabor afrutado a malta con buen cuerpo. Esta cerveza posee un cuello de espuma elegante y redondo por la segunda fermentación en la botella que crea un posgusto de perfecto equilibrio entre dulce y amargo.

Productos relacionados

Los clientes que compraron este producto también han comprado...

Cerveza de trigo de color ambar caoba. Matices de plátanos maduros, clavo, nuez moscada y nueces. Una cerveza con mucho cuerpo y brillante con un acabado armonioso. Elaborada según la receta original del fundador de la cervecería de 1872.

Cerveza elaborada en Vigo de forma artesana. De color ámbar y con corona de espuma blanquecina. Se trata de una cerveza muy equilibrada y fácil de beber en la cual tanto la malta tostada y el lúpulo empleado se combinan en armonía proporcionando ligeros aromas y sabores a pan y galleta con un final semi-seco.

La St. Bernardus Tripel es una cerveza rubia, color pálido ambarino, con aromas florales y afrutados y un sabor equilibrado y armonioso entre amargo y dulce, terminando con un discreto amargor seco. En contraste con las otras tres cervezas de la gama St. Bernardus, elaboradas mediante las recetas centenarias de los monjes trapenses…

Cerveza de color ámbar claro con una gran cantidad de partículas en suspensión y con espuma blanca potente que perdura. Olor cítrico que recuerda ligeramente a mandarina, acompañado de maltas dulzonas y levadura. Entra en boca espesa y dulce con sabores a cítricos, mandarina y cáscara de naranja y pasa a dejar los dulces maltosos típicos de una triple belga